Voluntarios de La Casa Grande de Martiherrero para el Año Jubilar

El Año Jubilar Teresiano contará con una ayuda muy especial. Un grupo de veinte chicos de La Casa Grande de Martiherrero (el centro de personas con discapacidad dependiente de la diócesis de Ávila) se han incorporado como voluntarios para vivir desde dentro este año tan significativo. Acompañados por profesionales del centro, empezarán su voluntariado este domingo durante la Eucaristía de Apertura del Año Jubilar, y el resto del año podremos verlos tanto en la Catedral como en el convento de San José, prestando servicios de acogida a los cientos de peregrinos que nos visiten.

Desde la diócesis estamos felices por esta colaboración tan importante, que muestra cómo personas con capacidades diferentes ponen en práctica la capacidad que debe ser común a todos: la solidaridad. Asimismo, mostramos la gran riqueza de la Iglesia, que son todos y cada uno de los miembros que la forman, como una gran familia, que se ayudan y se apoyan los unos a los otros. Esta es la verdadera implicación que se busca con el voluntariado del Año Teresiano: la de todos los abulenses, la de todos los diocesanos.