Santa Teresa, alcaldesa de Ávila

Existe la tradición de investir a la imagen de Santa Teresa, como alcaldesa honoraria de nuestra ciudad, del bastón de mando municipal. Esa preciosa imagen preside la misa que anualmente le dedica la Corporación en su casa natal durante las fiestas de nuestra Patrona, y que este año tuvo lugar ayer.

Sobrados méritos acumula Teresa de Jesús para recibir esa dignidad honorífica. Pero además, la Santa ofrece un espléndido modelo para la reflexión de quienes en algún momento ocupen un puesto de gestión.

Santa Teresa dotó a sus fundaciones de unas “Constituciones”, que dejan claro que el oficio de la priora es velar por la honestidad del conjunto y proveer las necesidades de la comunidad con amor. Entendimiento, sentido común, asesoría de los demás, calidad humana y calidez de trato, son algunas de las cualidades de su gobierno, que siempre va de la mano con la humildad.

Muchas recomendaciones de Teresa de Ávila a las prioras de sus conventos siguen siendo de vigencia hoy: “Procure ser amada, para que sea obedecida” (“Constituciones” 9, 1); en gobernar “todo va con amor” (Carta a la Madre Maria Bautista, de 17 de febrero de 1581); “La discreción es gran cosa para el gobierno” (“Fundaciones” 18,6).

Los grandes valores de las grandes personas siempre logran trascender su tiempo y proporcionar luz a las generaciones venideras. Gracias, Teresa.

Sonsoles Sánchez Reyes, Tnte de Alcalde de Cultura. Ayuntamiento de Ávila