Siete moradas, siete velas para una Vigilia Teresiana

Con las siete Moradas como hilo conductor, la Catedral de Ávila se llenaba el 13 de octubre por la noche para celebrar la Vigilia Teresiana organizada por la Pastoral Juvenil de la diócesis. En penumbras, los fieles aguardaban a Mons. García Burillo, quien presidía esta celebración, con muchos momentos de silencio y meditación, interrumpidos por las bellas voces del coro, que invitaban a la reflexión.

Una a una, se encendieron siete velas, una por cada Morada de ese Castillo Interior que explicaba Santa Teresa. Camino de oración, pese a las dificultades de una sociedad que se empeña en mostrarnos justo lo contrario. De esta manera, los fieles de Ávila se han preparado interiormente para celebrar este Año Jubileo Teresiano, y así empaparse de toda la espiritualidad que dejó como legado Santa Teresa de Jesús.

GALERÍA FOTOGRÁFICA DE LA VIGILIA TERESIANA