“Santa Teresa y Ávila se inducen mutuamente”

Más de 2600 personas han dejado chica la Plaza del Mercado Chico. Nadie quería perderse la solemne apertura del Año Jubilar Teresiano, con la celebración de una Eucaristía marcada por el buen tiempo y la amplia participación de fieles.

Setenta sacerdotes, varios Cardenales, obispos y la presencia del Nuncio de Su Santidad en España, han celebrado esta Santa Misa, que ha presidido el Cardenal Arzobispo de Valladolid, Mons. Ricardo Blázquez (presidente de la Conferencia Episcopal Española), quien ha destacado el significado de La Santa y de este Año Jubilar para los abulenses.

En su homilía, Mons. Blázquez se ha sumado al agradecimiento del Obispo de Ávila al Papa Francisco por la concesión del Año Jubilar Teresiano periódico, y ha invitado a leer los escritos de la doctora de la Iglesia y a visitar Ávila, puesto que “Santa Teresa y Ávila se inducen mutuamente”, ya que “cada rincón nos habla de ella”.

Como una “autoridad espiritual” ha definido el Cardenal a la Santa andariega, “una madre que merece ser escuchada, nos alimenta con pan de inteligencia y nos da a beber agua de sabiduría”. Y ha querido incidir, sobre todo, en el aspecto de oración que nos dejó como legado Teresa de Jesús: “La oración es el despertador de la fe que yace a veces como aletargada, (…) es el aliento que ofrece oxígeno a la fe, orando soplamos sobre las cenizas que ocultan la fe para que caliente el fuego escondido y se encienda la llama apagada (…) la oración no es ensimismamiento complaciente, sino que abre al amor y al servicio de los demás”, como Santa Teresa insistía a sus monjas.

Numerosas autoridades civiles y militares (incluido un destacamento de Regulares de Melilla, que han desfilado en medio de una gran expectación), han asistido a esta Eucaristía, que ha contado asimismo con el acompañamiento musical del Coro y Orquesta Santa Teresa de Jesús. Una actuación la de este conjunto que ha merecido el asombro y el reconocimiento de los allí presentes por su exquisito sonido y bellísima interpretación.

Concluida la Eucaristía, ha comenzado la procesión por las calles del centro de la ciudad de Ávila, con las imágenes de Santa Teresa y de la Virgen de la Caridad, con las calles llenas de gente, dichosas por poder celebrar en primera persona este hecho ya histórico para la capital amurallada: su primer Año Jubilar Teresiano periódico.

HOMILÍA del Cardenal Blázquez en la apertura del Año Jubilar Teresiano 

GALERÍA FOTOGRÁFICA.- Eucaristía de Apertura Año Jubilar Teresiano