Jorge Zazo: “El mejor fruto del Año Jubilar Teresiano son los laicos que trabajan en él”

El 15 de octubre se inaugura oficialmente el Año Jubilar Teresiano, con el que Ávila celebrará de un modo especial a santa Teresa de Jesús solo dos años después del V Centenario de su nacimiento. Esta vez, la gracia la ha concedido el Papa por celebrarse la festividad de la Santa en domingo, al igual que en un Año Jacobeo.

El sacerdote Jorge Zazo, coordinador de ese histórico evento, repite ahora como principal responsable de este Año Santo para la diócesis abulense. En conversación con Vida Nueva, asegura que espera que sean muchos los frutos a recoger el 15 de octubre… de 2018.

PREGUNTA.- ¿Qué principales actos marcarán el punto de partida del Jubileo?

RESPUESTA.- El viernes 13 habrá una vigilia nocturna en la catedral, presidida por nuestro obispo, Jesús García Burillo; está preparada en su mayoría por jóvenes, pero está abierta a todo el mundo. El sábado se abrirá la Puerta Santa en el convento de Santa Teresa. Y el domingo, en la Plaza del Mercado Chico, se inaugurará el Jubileo con una misa presidida por el cardenal Ricardo Blázquez.

P.- ¿Cómo se puede ganar la indulgencia plenaria?

R.- Hay muchos modos. El más sencillo es participando en una misa dominical en alguno de nuestros templos y comulgar tras cumplir las condiciones que se peden en cualquier Jubileo. Otro muy especial es completar una oración de 10 horas, individualmente o en grupo, siguiendo unas indicaciones que damos en nuestra página web. Los enfermos y presos, de acuerdo a lo establecido por Francisco, pueden ganar el Jubileo leyendo una obra de Teresa. El último modo es a través de la peregrinación…

P.- ¿Esta es la primera vez que se ofrecen unas rutas teresianas?

R.- Sí, salvo la ruta ‘Del Sepulcro a la cuna’, que sale de Alba de Tormes y que ya pusimos en marcha con el V Centenario. Las otras tres peregrinaciones que ofrecemos hacia Ávila son novedosas y parten de diferentes lugares muy ligados a la vida de Teresa: de Arenas de San Pedro, que llamamos ‘Ruta del Confesor’, con la que recordamos a su director espiritual, san Pedro de Alcántara; de Becedas, que es la ‘Ruta de la Salud’, pues allí ella convirtió el corazón de un sacerdote que estaba amancebado con una mujer; y de Sotillo de la Adrada, la ‘Ruta de los Caminos y Posadas’, donde se reflejan los lazos con Toledo, una tierra a la que la Santa estuvo muy unida.

P.- En lo personal, ¿qué supone para usted volver a coordinar una celebración de esta magnitud para recordar a un personaje de la magnitud de Teresa de Jesús?

R.- Me da mucha esperanza, como cuando dirigí el V Centenario. El mejor fruto es ver al equipo de laicos que entonces se comprometieron en actividades tan sencillas como mantener abiertas las parroquias para los peregrinos y que, después, con el tiempo, se acabaron involucrando en todo tipo de iniciativas de nueva evangelización y primer anuncio que la diócesis organiza en momentos especiales por las calles. Son unos 200 voluntarios de todas las edades, no solo jóvenes, y en su mayoría son los mismos que en el V Centenario. Me quedo con este fruto y con otro que entonces me hizo mucha ilusión: la decisión de cuatro jóvenes de consagrarse a la vida religiosa; dos en las carmelitas descalzas y otras dos en las esclavas carmelitas. Habrá que estar atentos a lo que nos regale este Jubileo…

P.- ¿Cómo ha sido la implicación de las instituciones en la organización de este evento?

R.- Ha sido muy buena a nivel municipal y provincial, aunque en la esfera autonómica y nacional se ha notado un menor compromiso que en el V Centenario. También hemos hablado con varias entidades privadas, pero por ahora solo se han sumado al proyecto públicas.

P.- ¿Qué deseo final pide a este Jubileo?

R.- Que la gente venga a conocer Ávila a un ritmo diferente al del turista… Disfrutando y siguiendo las huellas de la Santa.

Entrevista de Miguel Ángel Malavía, publicada en Vida Nueva